martes, septiembre 28, 2021

San Valentín reside en Dublín y es una de las capitales más románticas
Photo Credit To William Murphy

San Valentín reside en Dublín y es una de las capitales más románticas

La historia de San Valentín al igual que su procedencia, se relata de distintas maneras. Sin embargo, la que protagoniza Dublín es solo una, conocida por muchos habitantes del país y es parte de la cultura irlandesa.

La iglesia de Whitefriar Street, en el centro de Dublín, guarda las reliquias de San Valentín desde hace 185 años. Los vínculos de Irlanda con el santo patrón del amor, se remontan al año 269 después de Cristo.

San Valentín fue ejecutado en Roma, después de llevar a cabo bodas para los soldados en contra de los deseos del emperador Claudio II.

En 1835 sus restos fueron otorgados por el papa Gregorio XVI.

Fue el monje (carmelita) irlandés, llamado John Spratt, que un año más tarde, llevó los restos de San Valentín desde Roma hasta su parroquia en el centro de Dublín.

Desde entonces San Valentín descansa en la iglesia de Whitefriar Street, donde el patrón del amor vela por que el sentimiento más verdadero y poderoso del planeta siempre prevalezca en más corazones.

En todas las épocas del año, personas de todo el mundo visitan Whitefriar Street, ya sea por amor a la cultura o para pedir ayuda al santo patrón, como un guía en sus caminos amorosos.

Por esta razón, el 14 de febrero las visitas a la iglesia se intensifican. Día en el que tiene lugar una ceremonia de bendiciones de anillos. Sin embargo, este año la ceremonia será transmitida en directo.

Además en la web de la iglesia es posible requerir bendiciones al santo, encender una vela en su honor y comprar tarjetas, velas, estatuillas, entre otros, para tener suerte en el amor.

Para los enamorados solteros o los de corazón roto, existe también una tradición en Irlanda de escribir una carta con peticiones de amor a San Valentín.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.